Fronteras e ideologías

La inmigración es un tema controvertido no solo en Estados Unidos, sino en Europa también. En esta columna de El Mundo, el profesor Jorge del Palacio examina el debate español sobre la migración.

¿Qué semejanzas y diferencias notas entre el debate en torno a la crisis migratoria en España y el de nuestro país? ¿Estás de acuerdo con el profesor Del Palacio? Explica.

Vocabulario útil:
a lomos de: on the back of (el lomo = la espalda de un animal)
polémico: que produce controversia, controvertido
el rédito: return, yield, profit
radicar: consistir
deslizarse: to slip
ajeno a: foreign to, disconnected from
el flujo: flow
revestir: cubrir
el invierno demográfico: el envejecimiento (aging) de una población
el acicate: estímulo
tildar: señalar de manera negativa

11 comentarios

  1. España, como los Estados Unidos, tiene una crisis inmigratoria. Los dos países reconocen todos los problemas que la inmigración puede causar, como cuántos inmigrantes pueden entrar al país y si el país puede apoyarlos. Una de las semejanzas entre los dos países es la política sobre inmigración. La izquierda quiere permitir a muchas personas que quiere venir, y en contra, la derecha quiere demostrar los problemas y bajar el nivel de inmigración. Así que, la inmigración se vuelve a una batalla política en los dos países. Sin embargo, el presidente de nuestro país es un derechista, y el primer ministro de España, Pedro Sánchez, es del partido PSOE y es un izquierdista. Por eso, los EEUU ha cerrado las fronteras y trata a quitar los inmigrantes ilegales. En contra, España ha permitido más personas a inmigrar al país que los EEUU. Estoy de acuerdo con el profesor Del Palacio sobre las preguntas que debemos preguntar sobre la inmigración porque necesitamos averiguar cuantos podemos aceptar, pero pienso que debemos abrir las fronteras para admitir más inmigrantes legales. Los EEUU tiene una populación alta de inmigrantes que ha ayudado el país mucho, como Jim Carrey y Drake.

  2. Samuel G. · · Responder

    Me parecen muy similares las crisis inmigratorias de los EE. UU. y España. El problema, creo, no viene de los inmigrantes. Viene de los políticos.
    En nuestro país, tenemos un gobierno dominado por el partido derechista republicano. Las ideas conservadoras son más estrictas con respecto a inmigración en comparación a los de los liberales. El proceso de obtener ciudadanía legal es demasiado complicado, especialmente por una persona que no tiene experiencia con la sociedad americana. Más recientemente, las familias inmigrantes fueron separadas, padres e hijos, en la frontera. El gobierno ha tomado medidas para corregir esto, pero solo porque el público reaccionó con mucha esfuerza. En España, el gobierno promueve ideas más liberales, y el país acepta más inmigrantes. También hay complicaciones y problemas allí, pero no como tenemos en los EE. UU.
    En los dos países, los políticos enfocan más en aumentar el poder de su partido que en ayudar a los inmigrantes. Lideres a la izquierda y a la derecha niegan ponerse de acuerdo, simplemente porque la otra persona es del partido opuesto. No quieren parecerse “débiles” o “traidores.” Los políticos deben pensar en que es mejor para la población, no el fondo de la próxima campaña. Esto aplica a los liberales y los conservadores igualmente. Todo mejorará si hacemos leyes y otros cambios a fin de ayudar a tanta gente como sea posible.

  3. Las situaciones de inmigración en España y los E.E.U.U son casi iguales. En España, hay dos lados principales en el argumento, y los dos creen que el otro es radical y irracional. Como Del Palacio describe, la izquierda ve duda en la abilidad del Estado para absorber los flujos migratorios como señal de la extrema derecha, y la derecha ve la aceptación de estos inmigrantes como señal de la extrema izquierda. No hay tolerancia de ninguno lado. Cada persona que viva en los E.E.U.U y ha leído sobre nuestra situación de inmigración puede reconocer este estilo de polarización inmediatamente.
    Del Palacio también escribe sobre el estilo de ‘luchar’ entre los políticos. Por supuesto, no luchan físicamente, pero sí luchan con sus palabras. Mientras un debate político debe ser, y sí fue por muchos siglos, un intercambio de razón y pensamientos, en la esfera política moderna hay demasiados ataques personales que no tienen nada que ver con la tema de la conversación. Esto crea enemigos entre el Estado y para la discusión de inmigración, lo que debe ser la tema principal. Hay muchas preguntas que, si descubrimos sus respuestas, pueden ayudar las dos países, España y los E.E.U.U, con la solución de inmigración.
    Mientras el gobierno de España es más liberal que nuestro gobierno, las situaciones de nuestros países son casi iguales.

  4. Aquí en los Estados Unidos sabemos que hay mucho conflicto sobre la cuestión de inmigración. Pero menos pensar en que España tiene problemas similares. Para los dos, violencia en el Medio Este ha creado un gran crecimiento en flujos migratorios buscando asilo. También se han sido criticadas las leyes por no proteger trabajadores domésticos mientras que la falta de trabajadores hábiles ruega por fuentes de talento extranjeras. En los EE. UU. también hay inmigrantes de México. Es obvio que necesitamos deliberación educada para que podamos llegar a alguna solución que sea mejor económicamente pero geopolíticamente y que reconozca un mínimo nivel de derechos humanos. Buscar esta solución parece muy difícil, pero sería posible si sólo la cuestión no fuera tan polémica. Desafortunadamente, nuestros políticos la han revestido en debates emocionales e ideológicos que no atender a la cuestión misma. En lugar, cuando es la hora para defender sus leyes, prefieren gritar las palabras que ganan votas como “la extrema derecha” y “nuevo nazis” para la izquierda y “terrorismo y crimen” y “robando nuestros trabajos” para el derecho. Estoy cien por ciento de acuerdo con el profesor Del Palacio que el debate público necesita más realismo. Los dos lados y todos entre quieren que su país escoja la mejor solución. En que consiste esta solución no debe ser polémico sino un debate educado de datos relevantes.
    ***A pesar de que el profesor Del Palacio escribe sobre España, no dice nada que no se puede funcionar en los EE. UU. Esto es porque, aunque las soluciones serán diferentes, el proceso de debatir las leyes es lo mismo.

  5. Hay muchas semejanzas entre la crisis migratoria en España y el de nuestro país. En los dos, las temas de inmigración son muy polémicas. En la esfera política, la izquierda y el derecho no pueden hablar de soluciones para el problema, porque están preocupados de insultar el otro. No hay un negocio donde los dos están listos para escuchar a las creencias del otro lado. Estoy de acuerdo con Del Palacio, porque para resolver la problema de inmigración en los E.E.U.U y España, necesitamos tener soluciones para las preguntas como el límite de inmigración, recursos, y reglas para migrar. Yo creo que la situación en España es más favorable porque el gobierno prefiere aceptar más inmigrantes como nuestro gobierno. Nuestro administración reduce el número del inmigrantes que podemos aceptar y empieza la deportación de inmigrantes que no tienen documentos. Yo creo que un largo flujo de inmigrantes puede ayudar nuestro economía y añadir más puestos en nuestra fuerza de trabajo.

  6. En España, había una gran crisis migratoria porque muchos refugiados de Siria y otros países se escaparon a España en un gran grupo. Esto causó muchos problemas para la economía y el gobierno de España, y también causó el debate sobre las políticas de inmigración. El profesor Del Palacio cree que el problema con la ley de migración es que los políticos usan el sujeto para atacar a sus adversarios. Los políticos necesitan estar de acuerdo con uno u otro lado, porque no existe una ley que pueda ser lo mejor de ambos mundos. En los Estados Unidos, los políticos como Donald Trump se preocupan por los inmigrantes ilegales, pero no por los refugiados. Esto es porque los Estados Unidos no ha tenido una gran crisis de refugiados en los últimos años. Una semejanza con España es que Trump y Hillary Clinton utilizaron la política de inmigración como un arma para atacarse el uno del otro durante las elecciones presidenciales. Clinton usaba el argumento del humanitarismo mientras Trump argumentaba por la seguridad. Estoy de acuerdo con Del Palacio en que los políticos están utilizando la política de inmigración para separar la gente en sus ideas. Sin embargo, esto es bueno para el país porque se intercambian muchas ideas.

  7. La crisis de inmigración en España es muy similar a la crisis de inmigración en Los Estados Unidos. En los dos países hay inmigrantes legales pero también hay inmigrantes ilegales. El problema de los dos países es que es el lugar de los inmigrantes ilegales y si necesitamos invitarlos en el país o no y cuántos inmigrantes ilegales podemos invitar en el país. Una diferencia entre los países es quienes son los inmigrantes ilegales. En España son refugiados de las guerras y violencia en Asia y África, y en los Estados Unidos son refugiados de violencia en Centroamérica y personas de México y otros países que quieren mejoras vidas. Una semejanza de los países es que el problema de inmigración es un problema político y en los dos países la derecha no quiere invitar los inmigrantes ilegales tan como la izquierda. Creo que las preguntas que Profesor Del Palacio pregunta son importantes. Es necesario que nuestro gobierno averigüe cuantos inmigrantes podemos ayudar y también que averigüe quienes son los inmigrantes. Creo que los inmigrantes legales y ilegales ayudan nuestro país mucho pero es cierto que los inmigrantes ilegales son crímenes por migrando ilegal y necesitamos seleccionar quienes pueden ir a nuestro país.

  8. Las crises migratorias de España y los Estados Unidos son muy similares. En los dos países, los políticos no pueden acordar en nada. La izquierda y la derecha cree que cualquier oposición a sus ideas es la extrema del otro partido. Pero ahora en los Estados Unidos, tenemos nuestra crisis migratoria que es un poco diferente. Esto es porque algunas personas se refugian en nuestro país porque no serían seguro en su país, lo que es legal. Pero nuestro gobierno ha decidido separar las familias para a veces meses. Por eso la crisis en España es mejor de la crisis aquí en mi opinión. Pero en los dos casos, el gobierno no puede hacer nada bueno porque los dos partidos no acuerdan en nada. Estoy de acuerdo con el profesor Del Palacio que necesitamos discutir los ideas más y no rechazar los ideas que no son totalmente de acuerdo con nosotros. La migración no es malo, pero necesitamos regularla y preguntar cuantas personas podemos aceptar. La división no es un problema solo con la migración, pero con todos los ideas políticos. Necesitamos más conversaciones y menos luchas.

  9. Aunque veo ambas semejanzas y diferencias entre el mismo debate de inmigrantes en España y los Estado Unidos, veo más semejanzas. Como aquí, los políticos no hablan de los problemas reales como inmigración sino que hablan de sus mismos. Hoy en día, un político quiere hablar más de los problemas del otro candidate que los problemas de nuestro país. En el problema de inmigración nuestros debates también son similares a España. Estoy de acuerdo con el profesor Del Palacio que necesitamos aceptar el problema de inmigración y tratar a resolverlo con realismo y en armonía con el interés del estado. Nosotros preguntamos las mismas preguntas que España como ¿podemos integrar los inmigrantes y debemos aceptar todos los inmigrantes con igualdad? Una diferencia entre España y los Estados Unidos es la historia de los países. Los Estados Unidos fue formado por inmigrantes. Todas nuestras bombas y matemáticas avanzadas fue creídos por personas de Alemania, Inglaterra, y otras inmigrantes. España tiene una historia más larga pero muy difícil. España ha sido ocupado por muchos grupos diferentes como los Romanos y los Franceses. Por eso la gente española tiene más razón de estar asustados de inmigrantes que la gente americana. Pero, en general, los problemas son similares y el profesor Del Palacio tiene razón en decir a los políticos a terminar peleándose con sus mismos y empezar revolver los problemas de los países.

  10. España y los Estados Unidos enfrentan problemas similares en el tema de la inmigración. Uno de los rasgos más similares entre los dos países es la división entre los partidos políticos. Mientras que la izquierda tiene una vista positiva sobre la inmigración, la derecha prefiere diagnosticar los problemas que inmigración puede causar. Del problema de seleccionar inmigrantes específicos para integrar exitosamente los inmigrantes a la sociedad, hay muchos problemas sin respuestas. Sin embargo, también hay un debate sobre sus efectos positivos, como la expansión de la fuerza de trabajo para aumentar el consumismo. Estos temas se están discutiendo en España y los Estados Unidos. Por menos que hay una diferencia grande. Nuestro presidente, Donald Trump, representa la derecha, así que nuestra país está encarcelando y persiguiendo a los inmigrantes. Por otro lado, España ahora tiene un presidente izquierdista, Pedro Sánchez. A consecuencia, el gobierno de España está dando la bienvenida a los inmigrantes y apoyando su integración. El profesor Del Palacio opina que la gente tiene que discutir estas temas más y estar abiertos a otros puntos de vista en lugar de rechazarlos rápidamente. no podemos seguir ciegamente las “creencias” de nuestros partidos porque eso no resolverá nada. A través de la discusión y el debate, todos los países deberían adoptar un enfoque hacia la inmigración que ayude a la mayoría de las personas que necesitan ayuda.

  11. En los Estados Unidos y España el problema de cómo tratar con la aumenta de inmigración es muy difícil porque muchas vidas dependen del resultado. Por un lado, fronteras abiertas ponen la población del país en peligro pero por otro lado, fronteras cerradas pueden lastimar los refugiados. España y los Estados Unidos son semejantes en cómo tiene muchos refugiados que quieren venir en los países. También, los dos tienen problemas en proteger sus fronteras. Sin embargo, España tiene dos ciudades en el norte de África que tiene muchos problemas con inmigración de refugiados africanos. Los refugiados africanos sólo necesita cruzar la frontera y van a un centro de inmigración y los refugiados tienen protecciones bajo reglas de la Unión Europea, pero en los Estados Unidos, los refugiados nunca tiene protección si ellos tienen papeles de inmigración. Yo estoy de acuerdo con el profesor Del Palacio de que la crisis divide el país. Yo creo que la división no es un problema porque la división crea muchas conversaciones buenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.